0

Bangkok, ciudad de colores y mascarillas

El cine siempre ha traído a Occidente una visión bastante superficial de Bangkok, al menos el cine más taquillero. Películas como Bangkok Dangerous, Bangkok Adrenaline o The Hangover 2, reflejan una ciudad sin ley donde “todo” se puede comprar. Sin embargo, yo creo que  termina siendo lo que tú quieres que sea, sobre todo si vas de turismo unos días. Te puedes quedar con el colorido de su Khao San Road, con su aire contaminado por los tubos de escape procedentes de los grandes atascos a hora punta o con su caótica vida de urbe. Lo cierto es que si visitas Bangkok como lugar de paso para luego irte a disfrutar de las islas y playas tailandesas, como la mayor parte de los turistas, nuestra recomendación es que dediques más tiempo a las islas o a otras ciudades y menos a la capital, porque en comparación, sin duda alguna, gana lo demás.

Nuestros lugares recomendados en Bangkok

1. El Gran Palacio Real y el Templo del Buda de Esmeralda: Sin duda es uno de los sitios más bonitos de la conocida como “Ciudad de ángeles”. El palacio fue construido por Rama I como lugar de residencia cuando Bangkok se convirtió en capital y allí vivieron los siguientes reyes hasta Rama V, que prefirió quedarse en el Palacio Dusit. El Gran Palacio se utiliza a día de hoy para varios rituales reales y el Templo del Buda Esmeralda, construido por Rama I, es el templo budista más importante de Tailandia y su Buda, el principal icono del pueblo tailandés.

gran palacio real bangkok Bangkok, ciudad de colores y mascarillas

El Gran Palacio Real de Bangkok y su Torre de Oro

 2. Wat Pho o Buda reclinado: El templo Wat Pho es el más grande del país, cosa que no sorprende teniendo en cuenta que alberga a un Buda reclinado que mide 46 metros y está cubierto por pan de oro en su totalidad. Es el templo de la medicina tradicional tailandesa y, pese a que su Buda es muy famoso entre los turistas por su tamaño, no está muy masificado. Además, está muy cerquita del Palacio Real, puedes llegar dando un paseo desde allí.

wat pho bangkok Bangkok, ciudad de colores y mascarillas

Wat Pho tiene 46 metros de largo

 3. Wat Arun y el Palacio Dusit: Los he puesto en tercer lugar porque complementan un poco las visitas anteriores. Wat Arun está relativamente muy cerca de todo lo anterior, simplemente tienes que coger un ferry en el embarcadero Tha Tien para cruzar el río, ya que está en la otra orilla. Se erige sobre el río Mae Nam Chao Phraya (Río de los Reyes), lugar que debes explorar si quieres conocer gran parte de la vida tailandesa, de hecho hay ferries turísticos desde los que puedes ver Wat Arun y otros templos construidos a lo largo del río. Wat Arun representa la resurrección de la capital tailandesa tras la caída de Ayuthaya y a día de hoy aún transmite esa superioridad marcial con una torre que alcanza los 82 metros de altura y con un estilo arquitectónico “agresivo”. La torre central, de hecho, simboliza el Monte Meru, que es el centro del universo según la mitología hindú y budista. El Palacio Dusit, en cambio, está alejado de la vida hiperactiva de Bangkok y Rama V lo construyó inspirándose en la arquitectura europea, por lo que podría tener un estilo victoriano con influencias moriscas, pero con un carácter tailandés en su esencia. Es muy bonito y completa parte de la historia monárquica surgida tras Rama V.

3. Chinatown: Casi todas las ciudades del mundo tienen su Chinatown particular y en este caso la de Bangkok merece la pena. Puedes llegar a través de los canales y de paso ver la vida de los tailandeses que viven en ellos, alejados de los templos y de los rascacielos. Yaowarat es la arteria principal y está repleta de tiendas de oro. En Chinatown, lo más recomendable es perderse entre sus distintos comercios y visitar los templos Wat Mangkon Kamalawat (que venera deidades tanto chinas como tailandesas) y Wat Traimit, famoso por su Buda de Oro. Pero lo más recomendable es dar un paseo por Trok Itsaranuphap, que es un callejón que empieza cerca de Talat Gao (antiguo mercado que reivindica la longevidad mítica), y en cuyo pequeño recorrido puedes ver puestos que venden ofrendas funerarias y “pasaportes al cielo”, que incluyen casas y coches de papel para llevarte a la otra vida a tus seres queridos.

ofrendas obra bangkok Bangkok, ciudad de colores y mascarillas

Ofrendas de los tailandeses y una de las pinturas del Gran Palacio con detalles en pan de oro

4. MBK y los mercados: Mah Boon Krong (MBK) es el centro comercial más famoso de Bangkok y allí encontrarás a cualquier adolescente de menos de 20 años en sus horas de ocio. Es un lugar que sirve como nexo social, tiene aire acondicionado y gangas de todo tipo. Es un poco terrible recomendar un centro comercial como lugar al que hay que ir, pero a mí me lo recomendaron y después de ir, creo que forma parte de la vida tailandesa tanto o más que los templos anteriores. Respecto a mercados o mercadillos, el más grande e “intenso” es el Chatuchak, que puedes visitar sólo sábados y domingos. Hay de todo lo imaginable y es enorme, eso sí, la deshidratación y la claustrofobia son dos posibles problemas, así que si decides visitarlo igualmente, recuerda que en la torre del reloj puedes encontrar cafeterías y reponer fuerzas. El mercado de los amuletos es otro de los atractivos turísticos y está al lado del templo Wat Mahathat, que es el centro más importante de enseñanza budista del sudeste de Asia donde muchos extranjeros acuden para asistir a alguno de los cursos diarios de meditación. Acerca de los amuletos, los que se suelen vender son medallones de forma cuadrada con imágenes de Buda, deidades hindúes o monjes famosos, que protegen a quien los lleva de energías negativas (algunos medallones son para parar balas, otros para asegurar la fertilidad o para cosechar el éxito material). Y nos quedan los mercados de comida, hay muchos (Aw Taw Kaw o el mercado nocturno Soi 38 son algunos de ellos), pero nuestra recomendación es el mercado flotante Damnoan Saduak, del que ya hablamos en MiMaleta.com.

5. Khao San Road, los tuk-tuks y el skytrain: Khao San Road es algo así como el Times Square de los mochileros en Bangkok. Está repleto de hoteles baratos, de bares para comer y pubs nocturnos, además de puestos callejeros que venden principalmente ropa. Es una calle repleta de gente y de letreros luminosos, que simplemente no puedes perderte por el contraste que supone con los templos. Las otras dos cosas que no puedes dejar de ver son los tuk-tuks y el skytrain. En el segundo sí es aconsejable que montes y notes la unión de transporte y modernidad en este singular tren, que escapa del bullicio tailandés, elevando sus raíles por encima de la calles de Bangkok. Los tuk-tuks, en cambio, son una forma ecológica de transportarse por la ciudad, pero es probable que te lleven a alguna joyería entre el inicio del trayecto y tu destino. En cualquier caso, es algo por lo que hay que pasar como turista en Bangkok: Visitar joyerías y entrar en tiendas de trajes a medida, aunque no quieras. Este transporte verde implica, además, que tú eres ecológico, pero mientras viajas en el tuk-tuk respiras el humo de todos los tubos de escape de la ciudad, así que piénsatelo…

tuk tuks Bangkok, ciudad de colores y mascarillas

Anocheciendo en Bangkok

Descubre Bangkok en mimaleta.com

tt twitter Bangkok, ciudad de colores y mascarillas tt delicious Bangkok, ciudad de colores y mascarillas tt digg Bangkok, ciudad de colores y mascarillas tt facebook Bangkok, ciudad de colores y mascarillas tt technorati Bangkok, ciudad de colores y mascarillas