0

Bruselas, un lugar donde meter la cabeza

La capital belga se podría describir, valga la redundancia, como la ciudad más europea de Europa. Cuando paseas por sus calles, sobre todo en algunas zonas, te da la impresión de que todo el mundo tiene pinta de comisionar algún organismo europeo. No ves belgas, ves habitantes de la Unión Europea. También es cierto que como turista es muy habitual acudir al Barrio Europeo, donde están la Comisión Europea (Edificio Berlaymont, que es el que más destaca), el Consejo de la Unión Europea (Secretariado general), el Consejo y el Parlamento europeos y alguna sede o comité más. Allí la sensación de estar entre europeos, se convierte en una realidad, claro. Cuanto más te acercas por la avenida Robert Schuman hacia estos edificios, más te recuerda todo a Eurovisión (que es el referente para muchos de nosotros cuando hablamos de Europa).

¿Qué es lo que no te puedes perder como buen turista? La Grand Place, que tiene unos edificios preciosos y que se debe visitar tanto durante el día como por la noche, merece la pena. El Manneken Pis, estatua que sorprende por su pequeño tamaño, igual que ocurre con La Gioconda (a veces esperamos que si algo es famoso, al menos tenga un buen tamaño, pero veréis que no es así). Sobre él existen numerosas leyendas y su réplica en femenino, la Jeanneke Pis, que puedes encontrar en el callejón Impasse de la Fidélité, es decir, igual de cerca de la Grand Place que el Manneken Pis, pero en dirección opuesta. Y el Atomium, que con 102 metros de altura, fue el símbolo de la Exposición Universal de Bruselas de 1958 (y que yo lo relaciono con Blondie, aunque sé que es una relación que pocos mortales deben compartir).

 Bruselas, un lugar donde meter la cabeza

Atomium, Exposición Universal de Bruselas de 1958

Lo bueno de hacer turismo en Bruselas es que, excepto la Grand Place, todos los edificios principales que debes visitar tienen un parque. El Palacio del Cincuentenario -que, por cierto, recuerda a la Puerta de Brandenburgo en Berlín- y su respectivo parque; la Basílica del Sagrado Corazón, que es de estilo Art Decó y llama la atención desde la distancia porque tiene 89 metros de alto y una cúpula verde -el mejor mirador de Bruselas-, tiene a sus pies el Parc Elisabeth; el Palacio Real, el Palacio de la Nación (sede del Parlamento Belga), los Museos Reales de Bellas Artes y el Museo de Instrumentos Musicales que tienen casi a sus puertas el Parque de Bruselas, el Hyde Park belga en pequeñito.

Otro de los sitios verdes por donde puedes pasear es Le Botanique, muy tranquilo y con terrazas acristaladas en uno de sus lados, es el lugar ideal para visitar cuando ya estás cansado de monumentos y museos.

parc de bruxelles1 Bruselas, un lugar donde meter la cabeza

Instalación artística en el Parc de Bruxelles

En lo que a arte se refiere, el mismo suburbano tiene su propio valor estético, cada estación posee una identidad artística diferente, por lo que resulta muy curioso y muy moderno. También es cierto que el metro de Bruselas es bastante reciente, en concreto se empezó a construir en 1970.

En arquitectura destacan las Galerías Saint Hubert, las primeras galerías comerciales en Europa, que recuerdan, en otro estilo, a la Galleria Vittorio Emanuele II de Milán, y que miden 200 metros de largo, cubiertos en su totalidad por una cúpula de cristal.

metro bruselas1 Bruselas, un lugar donde meter la cabeza

Metro de Bruselas

Si visitas Bruselas y tienes tiempo, te recomendamos que cojas un coche o autobús y conozcas Brujas, Gante y Amberes, son muy diferentes de la capital belga, pero, especialmente los dos primeros, son muy bonitos y agradables para el turista.

Descubre Bruselas en mimaleta.com

tt twitter Bruselas, un lugar donde meter la cabeza tt delicious Bruselas, un lugar donde meter la cabeza tt digg Bruselas, un lugar donde meter la cabeza tt facebook Bruselas, un lugar donde meter la cabeza tt technorati Bruselas, un lugar donde meter la cabeza