0

Lisboa, una ciudad global alfa-

Lisboa es para el Grupo de Estudios sobre Globalización y Ciudades Mundiales una ciudad global alfa-, pero para nosotros es una ciudad alfa en toda regla. Es de esas ciudades que hay que pasear más por sus barrios que por sus monumentos y edificios emblemáticos, si quieres conocerlas. Caminando por sus calles, descubres hileras de casas unidas entre ellas por trenzas de cables de electricidad. Sus fachadas tienen la pintura desconchada y balcones de forja con ropa tendida al sol. Es en esa aparente decadencia donde reside el verdadero atractivo de Lisboa.

lisboa postales Lisboa, una ciudad global alfa

Lisboa en postales

 

Lo más emblemático de Lisboa

Si es la primera vez que vas a la capital portuguesa, mejor empieza por el principio: Los monumentos y edificios turísticos. Si no los visitas, parece que no has estado allí. Yo empezaría subiendo hasta el Castillo de San Jorge, que está sobre la colina más alta del centro histórico y proporciona unas bonitas vistas de la capital. El recinto del castillo es enorme y podrás pasear por torres y muros para ver Lisboa desde todos los ángulos de la fortaleza. Lo que más me llamó la atención de esta visita fue que en la Torre de Ulises han instalado un periscopio como el que inventó Leonardo Da Vinci en el siglo XVI y que permite observar la ciudad en 360º y en directo, así que con sólo hacer uso del periscopio, conocerás Lisboa visualmente.

Al bajar del castillo, puedes visitar la Catedral y dar una vuelta por el Barrio de La Alfama, incluso coger el mítico tranvía 28 y dirigirte a Barrio Alto. Además, si bajas por La Alfama a pie, llegarás al Mirador de Santa Luzia, un lugar muy bonito que ofrece una preciosa vista de este barrio sobre el Tajo.

lugares emblematicos lisboa Lisboa, una ciudad global alfa

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Castillo de San Jorge | Mirador de Santa Luzia | Plaza del Comercio | Elevador de Santa Justa.

Si dejas el tranvía para otro momento y prefieres seguir caminando, es hora de ver la Plaza del Comercio, de Rossio y de los Restauradores y el Elevador de Santa Justa, ya que todos estos lugares están al lado unos de otros. El Elevador de Santa Justa está entre los barrios de la Baixa Pombalina y el Chiado, su nombre nos recuerda a Los Serrano y su arquitectura y material a la Torre Eiffel, pero ninguna de las relaciones es correcta. Sólo se sabe que se aplicaron en su construcción técnicas y materiales ya utilizados en Francia, pero no se ha demostrado ninguna relación con Gustave Eiffel.

Después de conocer el centro histórico, puedes coger el tranvía 15 y conocer los tres lugares imprescindibles que nos quedan: La Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos y el Monumento a los Descubrimientos, que conmemora los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante.

Recomendaciones turísticas de segundo grado

Una vez que ya hemos visto lo que sí o sí te van a preguntar si has visto, pasamos a lo que deberías ver también, si pasas más de un fin de semana en Lisboa… La lista de imprescindibles más allá de lo emblemático es de cinco puntos:

- El Pavilhão Chinês: Lo que fue una antigua mercería de Barrio Alto se ha convertido en este bar-museo increíble que debes visitar. El estilo es muy años 20, pero kitsch a la vez, y hay piezas de arte y mobiliario de los siglos XVIII, XIX y XX.

pavilhao chines Lisboa, una ciudad global alfa

Pavilhão Chinês

- La azotea del Hotel Barrio Alto, conocida como Terraza BA y calificada como la cuarta mejor vista del mundo de una terraza de hotel. ¡Ahí es nada! Es un lugar perfecto para tomarse un cócktail mientras disfrutas de la vista de los tejados sobre el Tajo que ofrece.

vista azotea hotel barrio alto Lisboa, una ciudad global alfa

Vista desde la terraza del Hotel Barrio Alto

- Casa Do Alentejo: Si quieres comer comida tradicional portuguesa (sobre todo de la zona de Alentejo) con una cerveza Super Bock o Sagres, éste es un sitio muy conocido en Lisboa para hacerlo. El restaurante fue un palacete moro del siglo XVII, por lo que se conservan sus arcos de herradura y sus mosaicos en el suelo, creando un ambiente ideal para recrearse en la gastronomía lusa.

- Probar un pastel de Belém: Dejando a un lado bares y restaurantes dignos de conocer, algo que debes hacer es probar esta especialidad portuguesa. Se dice que su receta es secreta y que sólo la conocen tres personas en el mundo. La pasta de hojaldre y la crema se elaboran en la “oficina del secreto” y su proceso de elaboración dura dos días. Creemos que, sea o no sea un secreto a voces, algo así debe ser testado…

- Lux, la discoteca de John Malkovich: Está lejos del centro, en Santa Apolonia, hay cola para entrar y la entrada cuesta para casi todos 12 euros (si no quieren que entres, te lo harán saber subiendo el precio). La discoteca tiene tres pisos y, probablemente si hubiera una foto en el diccionario que acompañara a la palabra “cool“, saldría este lugar. ¿Merece la pena? Bueno, es de John Malkovich… En realidad para terminar la noche después de conocer los bares de Barrio Alto, puede ser una opción.

Aquí termina la lista de recomendaciones. Eso sí, no hay que olvidar que Lisboa es una ciudad donde los sitios imprescindibles los conoce cada uno dando una vuelta y conociendo las increíbles tiendas de Barrio Alto, comiendo un menú en el mesón de una abuela portuguesa o escuchando fados en un lugar al que entraste por casualidad…

 

Descubre Lisboa en mimaleta.com

tt twitter Lisboa, una ciudad global alfa tt delicious Lisboa, una ciudad global alfa tt digg Lisboa, una ciudad global alfa tt facebook Lisboa, una ciudad global alfa tt technorati Lisboa, una ciudad global alfa